Sin máscara, fuera de los carriles, la vida

Si permaneciésemos como nacimos, ¡caray!, sería muy lindo. Pero, mira en lo que la mayoría se convierte al crecer. La verdad es que no deberías necesitar de maquillaje. ¿Por qué usas maquillaje? ¿Para esconder la fealdad en los días de fiesta, verdad? – Un poco de rímel aquí, un corrector allá… y así engaño a todo el mundo”. Sí, porque con la cara pelada, así como realmente te sientes, no funciona.

Ok, en realidad no es tan terrible, lo estoy poniendo en un punto extremo para hacer gráfico el entendimiento propuesto. Satsang es lo que permite, primariamente, darnos cuenta de que fuimos absurdamente condicionados a sentir y a pensar. Sin embargo, de hecho ¿qué es tuyo?

Aunque no duermas esta noche pensando sobre esto – “¡mi Dios! soy de segunda mano…” – descubre lo que es tuyo. Tú nariz es de tu papá; tus ojos, de tu mamá; el cabello, de tu abuela… ¡nada es tuyo!

Sin embargo, al volver hacia dentro – que es la propuesta de Satsang – descansas en aquello que verdaderamente eres. Y, hasta la genética heredada, se organiza; de maneras inusitadas, inclusive. Es muy posible que hasta tus padres quieran saber lo que anda sucediendo para que estés tan diferente.

Este “diferente” – que también puede ser llamado “extraño” o “desconocido” – es el principal enemigo del condicionamiento. Mira: según nuestro condicionamiento, no se debe conversar con extraños. El condicionamiento es aquello que no permite que tú “te salgas del camino”. Bajo los condicionamientos impuestos, se vive preso dentro de un perímetro mínimo. De repente, miras para el costado y percibes que estás casada con alguien que es igual a tu papá o tu mamá. Algo fue interrumpido y tú estás buscando, desafortunadamente, recuperar eso. Pero, no existe ninguna razón para que te cases con tu papá, ¡tu mamá ya lo hizo! Tú debes casarte con otra persona, alguien completamente nuevo. Casarte con tu papá no va a funcionar, tienes que buscar algo diferente.

Pero, ¿cuantos de nosotros nos damos cuenta de eso? ¿Cuántos de nosotros nos damos cuenta de que no necesitamos repetir los mismos modelos? ¿Por qué no revisar todo eso y crear nuevas formas de relacionarse, de pensar, de sentir, de ser?

Vuelve al seno de aquello que eres y reorganiza ese orden impuesto. Solamente así verás ciertas situaciones surgiendo y tú teniendo como respuesta una sorpresa. Y, cuando comienzas a sorprenderte contigo mismo por tener respuestas inusitadas, comienzas a sentir una enorme alegría de vivir que no se compra en la farmacia, que viene de dentro. De repente, comienzas a ser feliz contigo mismo, a amarte a ti mismo. Por el simple hecho de estar vibrando de una manera distinta, sin maquillaje.

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s