Ahora no es tiempo

El buscador espiritual está, posiblemente, buscando entender el funcionamiento del Universo y como él se encaja en esa ecuación. ¿Ya descubriste como es que tú encajas en el esquema del Universo? Pondera la prepotencia de intentar descubrir cómo funciona el Universo y, a partir de ahí, poner todos los mecanismos en dirección de tu propia bienaventuranza.

Lo que está detrás de esa perspectiva es la no comprensión con respecto al Universo – por consiguiente, de ti mismo – y claro, la falsa idea de que necesitas de tiempo para encontrar lo que estás buscando. Aunque pienses que estás trabajando con ahínco para ese descubrimiento, esperando un bello día oír la palabra correcta que te hará “ver”, aun así estás equivocado. No es nada de eso, ¡lo siento mucho!

Entrar en el contexto propuesto por Satsang es sacar la mano de lo que sea que quieras, pues todo lo que quieres demanda de tiempo. Probablemente ya te pescaste a ti mismo diciendo que necesitas de más tiempo y, consecuentemente, ya oíste de tu propia boca que necesitabas integrar o digerir alguna novedad. ¿Cuántas veces ya dijiste eso? ¿Cuántas cosas has necesitado “integrar” sin nunca preguntar quién estaba haciendo tal propuesta internamente?

Antes de seguir adelante, mira: ¿Lo que estoy diciendo tiene relevancia para ti? Si sí, nota quién es ese o cuál es la estructura que necesita de tiempo para “integración”.

Entonces, en este momento, permíteme presentar el contraste entre dos cosas: una de ellas es lo que piensas que es y la otra es aquello que eres en verdad. Aquello que piensas que eres, no solo demanda tiempo, como también necesita de mantenerse integrado todo el tiempo. O sea, el tiempo es fundamental para aquel que piensas que eres. Mientras que aquello que eres no conoce el tiempo y no es un mecanismo en evolución.

Por lo tanto, propongo una distinción, a través de tu propia observación, entre lo que eres y lo que no eres. Sabe que lo que sea que pienses que eres, no eres tú. Solamente ese que se piensa todo el tiempo reproduce frases, tales como: “Necesito de tiempo para integrar lo que está sucediendo” o “necesito de un tiempo para entender, a solas, unas cosas que no entendí”. Si quieres la Verdad, es primordial que notes que esas propuestas son de tu mente. No estamos aquí para entender absolutamente nada. Por el contrario, nota que son esos mecanismos internos los que te “alejan” del Ahora, siempre demandando tiempo. Pero, al final, ¿cuánto tiempo necesitas para descubrir dónde queda el ahora?

La mente dice que, con el tiempo descubrirás dónde queda y cómo permanecer en el ahora. Sin embargo, propongo que refresques esa rancidez crónica y compulsiva de mantenerte siempre proponiendo un ideal preso al tiempo, al mañana. Necesito ser franco contigo: yo no tengo ningún tiempo para darte. Citando a Elvis Presley: “It’s now or never”. Es ahora o nunca, porque solamente ahora el ahora está disponible.

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

w

Conectando a %s